LOS EXCEDENTES DE LA SALMONICULTURA SE GENERAN

Todos comunicados de Prensa…

Cristián Gutiérrez, economista de Oceana


Julio 17, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Como “una medida ilegal que vulnera el derecho a huelga de cualquier trabajador chileno”, calificó Oceana el desalojo por la fuerza de los empleados de la salmonera Aqua Chile, realizado por 80 efectivos especiales de Carabineros la madrugada del sábado en Puerto Montt.

Cristián Gutiérrez, economista de Oceana y jefe de la campaña de Salmonicultura, agregó que esta medida además de ilegal es inmoral, por cuanto “busca proteger los intereses privados de una industria intrínsecamente perversa, debido a sus malas prácticas laborales y su  inconciencia ambiental”.
 “Los excedentes de esta actividad económica son generados a partir de la explotación de los trabajadores y la destrucción de los ecosistemas marinos del sur de Chile. La subcontratación afecta a más del 60% de los trabajadores del salmón, de los cuales el 70% obtiene ingresos inferiores a 150 mil pesos” explicó el profesional.

Esto se traduce en pésimos indicadores sociales para la región donde se asienta la industria. Segúnla Dirección Económica de la Cancillería, las exportaciones de salmones representan más del 80% de las exportaciones totales de la X región, mientras que de acuerdo a un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Regional de la Universidad de los Lagos, sólo el 16,3% de la población concentra el 50% del total del ingreso regional, mientras que el 45,8% de los habitantes de la región acumulan sólo el 13%.

Por todo lo anterior, Oceana respaldó el proceso de negociación colectiva que están exigiendo los trabajadores de Aqua Chile, en una movilización que es considerada la más importante de la historia de esta industria en nuestro país. Las acciones de presión se producen además en días en que la industria ha sido fuertemente cuestionada, tras conocerse un vertedero ilegal de desechos tóxicos de una salmonera en Puerto Cisnes, y luego de realizarse la primera sesión especial para abordar los problemas de la salmonicultura, donde al fin se recogieron algunas de las críticas que hace varios años organizaciones como Oceana están denunciando.