MINORÍA ACCIONISTA IMPONE PROTOCOLO A REGANTES DEL HUASCO POR PROYECTO PASCUA LAMA

Todos comunicados de Prensa…
Noviembre 25, 2005
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Con el 93 por ciento de los votos la Junta de Vigilancia de Regantes del Valle del Huasco, aprobó el protocolo de acuerdo preparado por la minera Barrick Gold para compensar los daños que provocará el Proyecto Pascua Lama en esa región. El amplio triunfo fue asegurado con el voto de sólo seis socios, que en conjunto concentran la gran mayoría de las acciones de la Junta.

El hecho fue denunciado por el director ejecutivo de Oceana, Marcel Claude, quien calificó esta nueva votación como una “metáfora de lo que ha sido todo este proceso: los que tienen el dinero y el poder, se imponen a una mayoría pobre e indefensa”. Claude explicó que un grupo significativo de regantes se opuso a este protocolo, pero como sus acciones eran muy pocas, su opinión finalmente no fue considerada.

Claude recordó también que el polémico protocolo fue cuestionado desde el principio porque contempla un “pago” a la junta de vigilancia, para que ésta se hiciera cargo de las observaciones y dudas que emanaran de la ciudadanía frente a este proyecto. Antonia Fortt, ingeniera ambiental de Oceana, denunció la falta de transparencia de esta propuesta, puesto que según el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental de nuestro país, los afectados deben en forma independiente efectuar sus observaciones a los documentos presentados por la minera. “Es muy inapropiado que se invite a una Junta de Vigilancia, que forma parte del proceso de participación ciudadana y de los afectados a posibles impactos ambientales, a que prácticamente se encargue de responder las dudas que ella misma planteó, junto al resto de la ciudadanía”, señaló la especialista.

El protocolo contempla además la construcción de un embalse, con un valor máximo de 5 millones de dólares, los que se sumarían a otros 60 millones de dólares que Barrick entregaría en un plazo de 20 años a la Junta, para compensar el impacto del proyecto en el valle, los que serán administrados por la directiva. Por supuesto, el protocolo obliga a la Junta de Vigilancia a no oponerse a la aprobación y posterior ejecución del proyecto.

Fortt recordó además que esta votación se llevó a cabo sobre la propuesta original, pese a que pocos días atrás la propia minera anunció cambios sustanciales al proyecto minero, asegurando que no se intervendrían los glaciares.