OCEANA APOYA A PESCADORES DE MEHUÍN EN RECHAZO AL DUCTO SUBMARINO DE CELCO

Todos comunicados de Prensa…
Julio 25, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( ahoffens@oceana.org )




Oceana entregó públicamente su apoyo a los pescadores de Mehuín que en estos momentos intentan evitar la realización de estudios por parte de Celco, para instalar en esa caleta de la Décima Región un ducto submarino, por donde descargaría los desechos tóxicos de la planta de Celulosa Arauco de Valdivia. El accionar de la empresa es además fuertemente protegido por fuerzas públicas, y coincidió con un misterioso corte del suministro eléctrico en la comuna. 

Marcel Claude, director ejecutivo de Oceana, indicó que llama la atención la servil disposición de la fuerza pública para secundar a una empresa que ha hecho tanto daño en esa zona. El economista subrayó que ahora se trata de una situación incluso más grave, “pues no se trata sólo de impactar y amenazar un ecosistema, esta vez marino, sino de destruir la fuente laboral de cientos de familias, en una zona de una larga tradición pesquera.” 

Antonia Fortt, encargada de la campaña de contaminación de Oceana, indicó que esta situación es idéntica a lo ocurrido en 1996, cuando Celco se instaló en la zona pese a la tenaz oposición de los pescadores que veían en la papelera un foco de contaminación que amenazaba su fuente laboral. En ese entonces, los hombres de mar lograron impedir la instalación del ducto, el que fue finalmente emplazado en el río Cruces, con las desastrosas consecuencias que ya se conocen. “También en esa ocasión Celco realizó sus estudios durante un inexplicable apagón en la comuna y en medio de un fuerte contingente policial”, dijo la profesional. Por su parte, la Tenencia de San José de la Mariquina, confirmó que Carabineros se encuentra participando en un operativo en la costa de la Décima Región, sin entregar más antecedentes.

Elías Viguera, presidente del sindicato de pescadores de Mehuín, indicó por su parte que ya existen varias embarcaciones en alta mar maniobrando para evitar que la nave Colono, contratada por la empresa de Anacleto Angelini, realice su labor. Esto reviste un grave peligro para los pescadores dadas las malas condiciones del clima que en estos momentos afectan al sur del país. El dirigente denunció además que el Colono había embestido a las pequeñas embarcaciones artesanales, las que tuvieron que evitar el ataque usando sus motores fuera de borda. Por lo anterior, Antonia Fortt aseguró que el Gobierno sería directamente responsable si ocurre un accidente debido al accionar de la empresa.

Finalmente, Gino Bavestrello, presidente de la Asociación de Armadores de Valdivia, hizo un llamado a que el resto de la ciudadanía se sensibilice con la situación de los pescadores de la zona, y llamó al resto de los sindicatos del país a presionar a las autoridades para revertir esta medida.