OCEANA APOYA RECLAMACIONES AMBIENTALES POR PROYECTO PASCUA LAMA

Todos comunicados de Prensa…
Marzo 6, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( ahoffens@oceana.org )




Distintas organizaciones sociales y ambientales presentaron 70 reclamaciones para revertir la aprobación del proyecto Pascua Lama. Miembros del Consejo de Defensa del valle del Huasco llegaron hasta la oficina de la CONAMA en Santiago para interponer estos recursos administrativos considerados en la Ley Ambiental. Esta instancia de participación ciudadana es de suma importancia, ya que permite a los afectados tener una injerencia directa en las consideraciones del Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

En la ocasión, OCEANA y otras organizaciones ambientales apoyaron la iniciativa y las numerosas observaciones técnicas y ambientales de los habitantes del valle del Huasco para solicitar un nuevo EIA del proyecto minero de Barrick Gold. 
 
Los argumentos esgrimidos en las reclamaciones, durante este proceso de participación ciudadana, son los que sostienen el rechazo de OCEANA a Pascua Lama, pese a que la Corema de Tercera Región haya exigido a la minera no intervenir los glaciares.

A juicio de los reclamantes, el proyecto no asegura que los glaciares no vayan a ser afectados negativamente por el material particulado generado por la minera, que al depositarse en la superficie producen un aumento de la temperatura de tal manera que éstos se derriten aceleradamente.

Además, las aguas subterráneas bajo la zona de influencia de la mina -es decir, bajo los depósitos de estériles y bajo el rajo- pueden verse seriamente afectados por contaminantes como mercurio y arsénico al filtrarse hacia la napa. Asimismo, el proyecto no asegura que materiales tóxicos como el arsénico no sean transportados por la ladera del río Huasco. Por lo tanto, existe la posibilidad cierta de que un accidente contamine sus aguas.

Sumado a estas razones ambientales, sigue en duda la transparencia del proceso SEIA debido al acuerdo tomado entre algunos directores de la Junta de Vigilancia del valle del Huasco y Barrick Gold. Y, por otro lado, es insólito que se pida apoyo a la minera para no intervenir las culturas huascoaltinas o apoyar a los agricultores teniendo en cuenta los graves impactos al suelo y al paisaje que cualquier minera puede traer.

Por todo lo anterior, a juicio de Oceana, es absolutamente necesario hacer un nuevo EIA previo a una visita de expertos independientes a Pascua Lama. Este proyecto será el primer gran conflicto medioambiental del gobierno de Michelle Bachelet.