Oceana exige drásticas medidas para revertir grave crisis pesquera

Todos comunicados de Prensa…
Abril 2, 2014
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




A partir de las alarmantes cifras de sobreexplotación de las principales pesquerías del país entregadas recientemente por la Subsecretaría de Pesca (Subpesca), la organización internacional de conservación marina Oceana llamó al Gobierno de la Presidenta Bachelet a implementar  drásticas medidas para recuperar las principales pesquería del país. Según el informe, el 48% de ellas están  sobreexplotadas o colapsadas. 

“Chile sólo tiene una oportunidad más para recuperar sus principales recursos pesqueros.  Si no implementamos cuanto antes planes para recuperar especies como la merluza y el jurel, tendremos una catástrofe ambiental y social de grandes proporciones”, advirtió Alex Munoz, director ejecutivo de Oceana.

El informe anual de la Subpesca “Estado de Situación de las Principales Pesquerías Chilenas 2013” da cuenta que de las 33 principales pesquerías del país, 12 se encuentran en “plena explotación”, 8 están consideradas como “sobreexplotadas” y otras 8 ya se están “agotadas”. De ellas los casos más dramáticos son la anchoveta, en la zona centro-sur, el congrio dorado, la raya volantín y el alfonsino, que han sido declaradas en colapso.

A juicio de Oceana es imprescindible que el Gobierno implemente planes para la recuperación de las pesquerías que están en riesgo. Las medidas propuestas por Oceana son el establecimiento de cuotas globales de acuerdo a recomendaciones científicas, la prohibición de la pesca de arrastre en las áreas de desove y en los caladeros de pesca artesanal, además de la fijación de tallas mínimas de captura y su efectiva fiscalización.

“Miles de familias dependen de la pesca artesanal de especies como la merluza común. Serán años difíciles y se requiere ayuda del Estado para apoyar a los pescadores, pero a la larga estas medidas darán resultado y tendremos una actividad pesquera sustentable”, agregó el director ejecutivo de Oceana.

En relación a lo anterior, la organización recordó que la captura de merluza común disminuyó en un 70% entre al año 2001 y 2012, y que el este último año el 90% de los ejemplares capturados  no habían alcanzado su madurez reproductiva.