Oceana Internacional cambia directivo de filial en Chile

Todos comunicados de Prensa…

Marcel Claude dejará el cargo de vicepresidente para América del Sur y Antártica por diferencias estratégicas.


Noviembre 14, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Oceana, la organización internacional dedicada a la protección y recuperación de los océanos, anunció que cambiará al responsable de la oficina para América del Sur y Antártica, con sede en Chile, Marcel Claude. El economista, que se desempeñó como vicepresidente de Oceana Chile desde 2003, dejará el cargo a partir de hoy. Asimismo, la organización ambiental informó que comenzará la búsqueda de su reemplazante a la brevedad.

Según el vicepresidente ejecutivo de Oceana, Jim Simon, "Oceana tiene visiones estratégicas distintas a las de Marcel Claude. Nuestra misión es proteger los océanos y la vida que hay en ellos a través de campañas que nos permitan lograr cambios específicos y medibles en las políticas gubernamentales y de empresas privadas, en un plazo de 3 a 5 años. Sin perjuicio de ello, le deseamos lo mejor a Marcel en el logro de su estrategia personal que, entendemos, está dirigida a cambios políticos y económicos, radicales y de largo plazo".

Simon destacó que Oceana, durante los pocos años en que Claude lideró la oficina local, logró avances en la protección de los recursos marinos. "Sin embargo, mirando al futuro, creemos que haremos incluso más avances si nos enfocamos en cambios prácticos en pro de la conservación marina", agregó el vicepresidente ejecutivo de Oceana. Además, subrayó que la necesidad de ejecutar acciones inmediatas fue reforzada por el reciente estudio de la revista Science, en la que se mostró que las empresas pesqueras en Chile y el resto del mundo tenderán a desaparecer hacia el año 2048 a menos que las actuales prácticas de la pesca industrial y otras prácticas mejoren sustancialmente.

Oceana está buscando un nuevo líder en Chile, capaz de identificar cambios claves en políticas públicas, susceptibles de ser logrados en un plazo de 3-5 años, que contribuyan a evitar que los recursos marinos chilenos avancen hacia un colapso irreversible; que logre estas metas mediante una defensa basada en la ciencia, discusiones convincentes con los tomadores de decisión en el gobierno, acciones legales, comunicaciones y la organización de una red de apoyo; la recaudación de financiamiento; que lidere una oficina de profesionales y que apoye el trabajo internacional de Oceana en la protección de los océanos.