Oceana pide a Municipalidad de Puchuncaví no renovar patente de Codelco Ventanas

Todos comunicados de Prensa…
Julio 24, 2013
Santiago
Contacto:
Paulette Desormeaux ( PDesormeaux@oceana.org )




La organización internacional de conservación marina Oceana solicitó a la Municipalidad de Puchuncaví no renovar la patente industrial de Codelco Ventanas, que actualmente le permite operar su fundición y refinería de cobre en esa comuna y que vence este 31 de julio.

La petición de la ONG se basa en la ilegalidad de dicha patente a la luz de un informe de la Contraloría Regional de Valparaíso que determinó que la cuprífera mantiene 61 edificaciones irregulares y que el proceso abierto por la Municipalidad para renovar dicho permiso “no se ajustó a derecho”.

“Ha llegado el momento de someter a Codelco Ventanas al imperio de la ley. El hecho que una de las empresas más contaminantes del país funcione con patentes ilegales no sólo tiene consecuencias para el medio ambiente y la salud sino que viola el principio de igualdad ante la ley. Tal como lo señala la Contraloría, renovar esta patente sería un acto completamente ilegal”, dijo el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

Contraloría constató además que las instalaciones de Codelco Ventanas no cuentan con permiso de obras ni con un informe sanitario favorable emitido por la Secretaría Regional Ministerial de Salud (SEREMI), requisito exigido por ley para garantizar que su operación no atenta contra la salud de las personas, especialmente de sus trabajadores, y el medio ambiente. 

Ya en agosto de 2012 Oceana en representación de un grupo de vecinos de la comuna de Puchuncaví, presentó ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso un recurso de protección contra esta Municipalidad, solicitando que se declarase ilegal la renovación de la patente industrial que permitía el funcionamiento de Codelco Ventanas, debido a que la empresa no contaba con un informe sanitario favorable.

“Codelco Ventanas ha tenido todas las oportunidades posibles para cumplir con lo que exige ley para obtener una patente legal para funcionar. Ahora sólo corresponde no renovar dicha patente ilegal y la consecuente clausura de sus instalaciones, y evidentemente hacerse cargo del bienestar de sus trabajadores que no tienen la culpa de los errores de sus gerentes”, declaró Alex Muñoz.

Cabe recordar que Puchuncaví es una de las zonas más contaminadas de Chile, principalmente debido a la fundición de Codelco y a las termoeléctricas que operan en el área. Fue declarada como zona saturada de contaminación en 1993.