Oceana pide el cierre preventivo inmediato de termoeléctricas sospechosas de provocar muerte de crustáceos en Coronel

Todos comunicados de Prensa…
Marzo 22, 2013
Santiago
Contacto:
Paulette Desormeaux ( [email protected] )




La organización internacional de conservación marina Oceana llamó a las autoridades de gobierno a ordenar la paralización inmediata de las plantas termoeléctricas ubicadas en Coronel debido a que son las principales sospechosas de la reciente muerte masiva de especies marinas en esa localidad. La entidad pidió que dicha clausura se extienda al menos mientras se desarrolla la investigación que dilucidará si estas centrales de energía tienen responsabilidad en estos hechos.

 “Hay claros indicios que apuntan a que las termoeléctricas de Coronel tendrían responsabilidad directa en la muerte masiva de jaibas, langostinos y peces. Sabemos que estas plantas matan a estos animales al succionar millones de litros de agua por hora y al usar fuertes químicos antiincrustantes o cloro en grandes cantidades. Las autoridades medioambientales deben tomar medidas inmediatas para evitar que estos dramáticos hechos se sigan repitiendo”, enfatizó el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

En los últimos días, millones de langostinos han varado en caleta Lo Rojas en Coronel, exactamente el mismo lugar donde la semana pasada vararon miles de jaibas. Los pescadores y las algueras de la zona responsabilizan de la muerte de los crustáceos a las termoeléctricas que operan en el área, Bocamina 1 y 2, de Endesa; y Santa María, de Colbún, que al succionar el agua de mar y luego devolverla a mayores temperaturas y con químicos, matan diversos organismos marinos.

Los habitantes de Coronel aseguran que el problema no se limita a la varazón de los crustáceos, ya que desde hace dos semanas han visto la muerte de otras especies marinas como el congrio colorado, sardinas, choritos, traquillas y congrio negro, lo que afectaría drásticamente su fuente laboral.

La fiscal de Talcahuano Ana María Aldana, investiga si se trata de un delito medioambiental, y no descarta la posibilidad de que las termoeléctricas sean responsables. Al lugar llegaron también la Brigada de Delitos Medioambientales (Bidema) de la PDI de Valdivia, y peritos de la Sección Ecología y Medioambiente del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de Concepción, para levantar evidencia y extraer muestras que permitan establecer las causas del varazón.

“Las termoeléctricas a carbón están provocando costos enormes para las comunidades locales, tanto en términos ambientales, económicos como de salud. Se deben tomar medidas mucho más profundas y urgentes para reemplazarlas por fuentes limpias como el sol y el viento que en Chile son especialmente abundantes”, comentó Alex Muñoz.

Oceana se encuentra liderando la campaña No Más Zonas de Sacrificio a través de la cual invita a firmar una petición dirigida al Presidente Piñera, para que implemente medidas que pongan fin a las zonas de sacrificio como Huasco, Ventanas, Coronel, Tocopilla y Mejillones. Entre otros puntos la campaña pide que se prohíba la entrada en operación de nuevas termoeléctricas a carbón.

Información de la campaña No Más Zonas de Sacrificio: www.nomaszonasdesacrificio.cl

Galería de fotos sobre la contaminación en Coronel: http://oceana.org/es/sa/prensa/galeria-de-fotos/contaminacion/zonas-de-sacrificio-fotografias-contaminacion-en-coronel