Oceana recomendó cierre de fundición de Codelco-Ventanas ante Comisión de Recursos Naturales de la Cámara

Todos comunicados de Prensa…
Mayo 10, 2012
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Durante una presentación ante la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados ocurrida ayer, la organización internacional de conservación marina Oceana pidió el cierre de la fundición de cobre de Codelco-Ventanas. La petición tuvo lugar después que expusiera los resultados del estudio que demostró que los recursos marinos de consumo humano del sector de Ventanas, estaban contaminados con metales. 

"Este estudio se suma a muchos otros que demuestran que Ventanas y, en general, las comunas de Puchuncaví y Quintero están bajo niveles de contaminación completamente excesivos. Para evitar que la situación se siga agravando es indispensable cerrar la fundición de Codelco y no autorizar la entrada en operación de nuevas fuentes contaminantes como las termoeléctricas Campiche y Energía Minera, entre otras medidas que recomendamos a la Comisión", puntualizó el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

A fines de marzo pasado Oceana, bajo la supervisión del laboratorio GCL de Fundación Chile, realizó un muestreo en mariscos y crustáceos (almejas, lapas, locos y jaibas) en 4 puntos aledaños a la localidad de Ventanas para determinar la posible contaminación con metales que pueden ser emitidos por las industrias que funcionan en el sector, como las termoeléctricas a carbón y la fundición de cobre.

Dentro de los resultados más alarmantes el estudio demostró que el 100% de las especies analizadas estaban contaminadas con cobre, arsénico y cadmio. De ellas, los valores más altos se detectaron en los locos del área de manejo de la playa el Tebo, con 5 veces más cobre y 4 veces más arsénico de lo que permite la normativa chilena, y 5 veces más cadmio de lo permitido por la norma europea. Este sector se ubica sólo unos 2 kilómetros al norte de Ventanas y es importante para los pescadores artesanales del lugar.

Las jaibas analizadas, en tanto, contenían valores de cobre y arsénico 4 veces sobre la normativa chilena, y muy superior a lo establecido por normas internacionales como la que rige en Europa o la que determina el Codex Alimentarius Comission.

A juicio de Oceana, no se pueden seguir tolerando estos niveles de contaminación en una zona poblada, cuyo ecosistema marino solía ser muy productivo antes de la instalación de estas industrias.  Para la organización, las autoridades de gobierno deben elaborar cuanto antes un plan integral para terminar con la contaminación en Puchuncaví que contemple, además del cierre de la fundición y de la prohibición de la entrada en operación de nuevas plantas termoeléctricas, la creación de un plan de descontaminación riguroso y la aprobación, cuanto antes, de una estricta norma de emisiones para fundiciones. Asimismo, Oceana señaló que es necesario y justo que los pescadores artesanales sean compensados por el daño causado a su actividad económica por tantos años.

“Ningún gobierno en Chile ha tomado medidas efectivas para abordar la situación de Ventanas y Puchuncaví y eso ha permitido que las empresas contaminantes actúen con total impunidad. El Gobierno debe asumir su responsabilidad y desinstalar situaciones tan injustas como la de Ventanas y del resto de las localidades convertidas en zonas sacrificio”, agregó el director de Oceana.