OCEANA REITERA LLAMADO A DETENER EXPANSIÓN DE LAS SALMONERAS

Todos comunicados de Prensa…
Julio 10, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( ahoffens@oceana.org )




ras confirmarse la responsabilidad de la pesquera Los Fiordos en la existencia de un vertedero ilegal de desechos tóxicos industriales, Oceana hizo un nuevo llamado a las autoridades para que se declare una moratoria a la salmonicultura en nuestro país. 

Así lo informó el jefe de la campaña de salmonicultura de Oceana, Cristián Gutiérrez, quien afirmó que esta moratoria es urgente “al menos hasta que los servicios públicos cuenten con herramientas eficaces para controlar, monitorear, fiscalizar y estudiar a esta industria, ya que está claro que la estrategia de autofiscalización que supuestamente rige a las salmoneras, mediante sus Acuerdos de Producción Limpia, es letra muerta”.

Gutiérrez explicó que la Pesquera Los Fiordos ha dicho que “desconoce cómo” llegaron esos desechos industriales al predio que mantiene en Puerto Cisnes, dónde se han encontrado tambores con aceite, combustible de recambio y redes con cobre, enterrado a menos de 30 cms de la superficie, en una zona especialmente delicada por su alta humedad, y muy cerca de una playa municipal, donde ya se evidencian cambios en la coloración del suelo, y la desaparición de diversas especies de valor comercial para los pescadores artesanales de la zona, lo que motivó la denuncia original.

Pese a esta contundente evidencia, la directora regional de la COREMA de Aysén, Roxana Muñoz, reconoció que no tiene facultades para sancionar al vertedero clandestino de esta empresa, situación que para Oceana no es nada nuevo, pues esta misma incapacidad fiscalizadora, ha posibilitado que la industria salmonera de nuestro país opere con absoluta libertad, provocando daños irreparables a los ecosistemas del sur. “Según nuestros cálculos, sólo por el concepto de descarga de nutrientes, en los últimos 15 años la industria salmonera ha generado daños ambientales valorados en más de 2200 millones de dólares”, dijo Gutiérrez.

El economista agregó que a esta cifra habría que sumar otros impactos no considerados, como el escape de salmones, la pérdida de la biodiversidad, el daño al potencial turístico de la zona por la proliferación de balsas jaulas, el uso de sustancias prohibidas y el abuso de antibióticos. En ese contexto, llama la atención que Agrosuper, propietaria de la pesquera Los Fiordos, fuese reconocida el 2004 como “la compañía más excepcional del año” por la SOFOFA, la misma entidad que ahora asegura, a través de su presidente, que la regulación ambiental debe tener “contrapesos” para no entorpecer la inversión. 

Por todo lo anterior Oceana, junto con solicitar el máximo rigor para la pesquera Los Fiordos por este grave delito ambiental en la Undécima Región, reiteró el llamado a las autoridades para iniciar un debate real en torno a la creación de una moratoria para la salmonicultura en nuestro país.