OCEANA SOLICITA AL GOBIERNO EVITAR DESCARGAS DE DESECHOS DE PLANTAS DE CELULOSA AL MAR

Todos comunicados de Prensa…

En reunión con nueva directora de Conama


Junio 4, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Mejorar la tecnología de las papeleras y no descargar desechos industriales a ríos, lagos o el mar, fueron las principales peticiones que el Director Ejecutivo de Oceana, Marcel Claude, junto a representantes de diversas organizaciones sociales y ambientales, realizaron ayer a la nueva directora de CONAMA, Ana Uriarte.

En el encuentro estuvieron también presentes el alcalde de Cobquecura, Julio Fuentes; Gino Bavestrello, representante de los pescadores artesanales de Valdivia; Wladimir Riesco abogado de Acción por los Cisnes; César Águila, de Acción por la Defensa del Río Itata y José Ignacio Saavedra, representante de la corporación ambiental y surfista Proplaya. Todos ellos tuvieron la oportunidad de exponer cómo los polémicos proyectos de descarga de desechos industriales al mar, impulsados por CELCO tanto en la Décima como en la Octava región, impactarán negativamente el ecosistema del lugar, afectando también el comercio, el turismo y la calidad de vida de ambas regiones.

El director de Oceana señaló tras el encuentro que la nueva autoridad “se mostró cordial y abrió una puerta al diálogo con la ciudadanía. Sin embargo, también reconoció las limitaciones del sistema institucional ambiental de nuestro país”. 

Los representantes de Valdivia reiteraron por su parte su absoluto rechazo a un ducto al mar para descargar los residuos de la planta de celulosa Arauco, la misma que provocó la muerte de cientos de cisnes en el río Cruces. Asimismo, pidieron a la CONAMA un trabajo de saneamiento de ese curso de agua. Paralelamente, el alcalde de Cobquecura expuso que en su comuna rechazan cualquier instalación que contamine el río o el mar, y pidió a la autoridad que se exigieran a CELCO alternativas más modernas para el tratamiento de sus desechos. 

Antonia Fortt, ingeniera ambiental de Oceana, explicó que los convocados manifestaron con claridad sus inquietudes respecto a la operación de las platas de celulosa Itata y Valdivia. “Creemos que desde la autoridad debe existir la voluntad de hacer un cambio tecnológico real en este tipo de industrias de tal manera que no se use como opción contaminar cursos de agua de ríos o mares para tapar los residuos que generan y sabemos son tóxicos para la salud de las personas”.

Finalmente, José Ignacio Saavedra, de Proplaya indicó que “aunque no esperábamos ningún tipo de compromiso por parte de CONAMA, es positivo que la autoridad sepa que la sociedad civil está organizada en torno a este tema, que es un problema que se viene fuerte y que vamos seguir trabajando para evitar la instalación de ductos de celulosa”.