Oceana valora duro informe de Comisión Investigadora sobre contaminación en Ventanas y Quintero

Todos comunicados de Prensa…
Noviembre 17, 2011
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




La organización internacional de conservación marina Oceana valoró la aprobación unánime por parte de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, del informe sobre la situación de contaminación de las comunas de Puchuncaví y Quintero que dicha instancia elaboró actuando como comisión investigadora. La Comisión acogió las propuestas presentadas por Oceana para enfrentar la contaminación de estos lugares.

“Este informe marca un hito importante al reconocer oficialmente la gravedad de la contaminación que afecta a esta zona, la discriminación y el abandono de las comunidades locales, además de atribuir responsabilidades a empresas públicas y privadas y a los sucesivos gobiernos por no haber detenido esta situación con anterioridad.  Felicitamos a la Comisión investigadora por este valioso esfuerzo”, comentó Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana,

Entre las recomendaciones de Oceana que aprobó la Comisión, se incluye la de modificar la ley para que se prohíba la instalación de nuevas industrias molestas o peligrosas en zonas declaradas como saturadas o de latencia, y la obligación de realizar una línea base de contaminación para el Puerto de Ventanas y zonas aledañas. Respecto a este último punto Oceana recalcó que cualquier medida de mitigación, plan de descontaminación y fiscalización del cumplimiento de normas, debe basarse y apoyarse en el conocimiento científico de la contaminación que se pretende enfrentar. Hoy no existe un catastro actualizado de los niveles de contaminación para todos los contaminantes presentes en la zona, como por ejemplo del mercurio y arsénico. Además, se recomendó instar al Gobierno a que apruebe cuanto antes una norma de emisiones contaminantes para fundiciones.  La Comisión estimó que la fundición de cobre de Ventanas, antes de ENAMI y hoy de Codelco, es una de las grandes responsables por la contaminación existente en la zona.

Para Oceana la situación de Puchuncaví y Quintero, específicamente del Puerto de Ventanas, grafica una realidad que está afectando a varias localidades del país y que da cuenta de la discriminación ambiental a la que han sido sometidos sus habitantes. Ventanas, Tocopilla, Mejillones, Huasco, Coronel, entre otras, se han convertido en zonas altamente industrializadas que podrían ser consideradas “zonas de sacrificio”.

Además, la organización destacó la necesidad de examinar el cumplimiento de las obligaciones del Estado chileno en materia de derechos humanos, aplicadas al caso concreto de la población de Puchuncaví y Quintero afectada por contaminación. Al respecto el informe de la Comisión investigadora reconoce el eventual incumplimiento del Estado al derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, y reconoce que en este caso la población de ambas comunas ha sufrido la discriminación ambiental al soportar cargas ambientales desproporcionadas. Asimismo, señala que es deber del Estado responsabilizarse por décadas de abandono a estas poblaciones.

“Esperamos que la Cámara de Diputados apruebe este informe y que podamos concretar sus recomendaciones para que de una vez se resuelva la inhumana situación que han sufrido los habitantes de Ventanas por décadas. Como Oceana seguiremos trabajando con la Comisión y las comunidades para que esto sea así”, finalizó el director de Oceana.

Nota el editor:

 Las recomendaciones que Oceana presentó a la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados para ser consideradas en la investigación que dicha Comisión lleva a cabo en torno a la contaminación presente en las comunas de Puchuncaví y Quintero, fueron:

 1.     Levantar una línea base de contaminación para la Bahía de Quintero y zonas aledañas afectadas de las comunas de Puchuncaví y Quintero.

 2.     Reforma legal y reglamentaria que prohíba el establecimiento de nuevas industrias que agraven la situación de contaminación en zonas declaradas como saturadas o de latencia.

 3.     Elaborar e implementar, en el más breve plazo, un plan de descontaminación idóneo que logre reducir drásticamente los niveles de contaminación de la Bahía de Quintero, especialmente de aquellos contaminantes que presenten mayores riesgos para la población.

 4.     Aprobación, en el más breve plazo, de un Reglamento que regule las Emisiones Contaminantes de Fundiciones.

 5.     Estudiar la factibilidad de instaurar un impuesto a las Emisiones de CO2.

 6.     Paralización de los planes de construcción de la Central Termoléctrica Campiche.

 7.     Examinar el cumplimiento de las obligaciones del Estado chileno en materia de derechos humanos, aplicadas al caso concreto de la población afectada por la contaminación de Puchuncaví y Quinteros.