Oceana valora fallo contra termoeléctrica Castilla y pide retiro del proyecto

Todos comunicados de Prensa…
Marzo 7, 2012
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




La organización internacional de conservación marina Oceana, valoró el fallo dictado recientemente por la Corte de Apelaciones de Antofagasta a favor de los vecinos y pescadores de Totoral, quienes habían presentado un recurso de protección contra la aprobación de la Central Termoeléctrica Castilla, ocurrida hace un año. Con este fallo el permiso ambiental que permite a la compañía iniciar la construcción del proyecto queda invalidado, a no ser que la Corte Suprema revoque la decisión.

“El fallo confirma que la Central Castilla obtuvo su permiso ambiental de manera irregular.  Sin embargo, lo más importante es que este hecho nos da una oportunidad como país para evitar el error que significa construir hoy la termoeléctrica a carbón más grande de Sudamérica. Nuestro futuro energético debe estar en las energías renovables no convencionales, especialmente en el norte del país donde la energía solar y eólica son abundantes”, dijo el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz,

En febrero del año pasado la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Atacama aprobó la resolución de Calificación Ambiental del proyecto Central Termoeléctrica Castilla (2100 MW) de la empresa brasileña MPX, cuya construcción se proyecta en el sector de Punta Cachos, a 80 kilómetros al sur-oeste de Copiapó. La central estaría emplazada a pocos kilómetros de zonas de gran biodiversidad, donde se registran poblaciones de pingüinos Humboldt, Guanay y otras aves propias del sector, además una de las pocas praderas de pasto marino que existen en Chile y una colonia de tortugas marinas “verde”.  

Oceana ha señalado en reiteradas ocasiones que existen suficientes antecedentes científicos que dan cuenta de los impactos que tendrá la instalación de dicha central en una zona de alto valor ecológico como Punta Cachos. Al respecto la organización ha alertado sobre los efectos negativos que tiene la emisión de grandes cantidades de CO2 y material particulado a la atmósfera, así como también la elevación de la temperatura del mar, producto de las descargas de las centrales termoeléctricas. Todo ello altera el funcionamiento normal de los ecosistemas marinos, provocando desequilibrios que amenazan la conservación de la biodiversidad y los diversos recursos del mar que sirven de sustento a las comunidades locales.

Asimismo, Oceana ha recalcado los graves impactos que tienen las emisiones de mercurio derivadas de la combustión del carbón, ya que se trata de un metal altamente tóxico que se acumula en los recursos marinos y en las personas que los consumen, pudiendo causar serios problemas neurológicos y malformaciones en fetos.

“Esperamos del Gobierno un plan concreto para ir abandonando progresivamente el uso del carbón como fuente de energía, partiendo por aquellas localidades como Ventanas, Huasco y otras que concentran gran cantidad de termoeléctricas”, agregó Muñoz.