REALIDADES EN LA PESQUERÍA DE TIBURONES DE LA COSTA DEL PACÍFICO LATINOAMERICANO

Todos comunicados de Prensa…

Primer taller de cooperación internacional


Enero 19, 2006
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( ahoffens@oceana.org )




A medida que las actividades del hombre en el mar se van tecnificando, generan nuevas y distintas amenazas para la supervivencia de las especies marinas. La pesca es una de estas actividades, siendo además una práctica comercial muy difícil de fiscalizar.

 La flota de barcos pesqueros no sólo ha crecido significativamente, sino también puede recorrer distancias cada vez más grandes y con mejores tecnologías de rastreo (sonares y apoyo satelital). Adicionalmente, existe una flota pirata que pesca sin respetar ninguna disposición legal.

 Por su parte los tiburones han vivido en los océanos por más de 50 millones de años, comiendo principalmente peces, crustáceos, aves marinas y tortugas. Se han especializado en ello, y su población está limitada por la disponibilidad de alimento, el cual es cada vez es más escaso debido a la sobreexplotación pesquera. Incluso hay quienes plantean que se debiese cazar tiburones para disminuir la competencia pesquera que ellos representan.

 Una de las amenazas más graves para los tiburones y poco conocida por la gente, es la pesca incidental o bycatch (término en inglés). El bycatch ocurre cuando los métodos de pesca no sólo capturan la especie objetivo, sino también accidentalmente otras especies denominadas "pesca secundaria". A los tiburones capturados así, se les realiza el llamado “aleteo” (finning en inglés), que consiste en tomar  el tiburón, apalearlo o herirlo para tranquilizarlo y con el animal aún vivo los tripulantes cortan sus aletas, incluyendo las de la cola. Luego el animal es devuelto vivo al mar, donde muere por desangramiento.

 A diferencia de los otros tipos de pesca, al cercenar las aletas del tiburón y descartar el resto  (desperdicio de proteínas y otros productos derivados) se está desaprovechando entre un 93 y 98% del tiburón, dependiendo de su especie y tamaño, convirtiendo esta pesca en un sistema insustentable desde el punto de vista ecológico, pero atractiva económicamente para quienes lo practican, puesto que las aletas de tiburón puede costar diez veces más que el resto de su carne.
 Hong Kong es el mayor consumidor de aletas de tiburón. Sólo en 1998, cinco millones de kilos se importaron a esta isla. Su principal proveedor, entre un total de 85 países, es la Unión Europea y Taiwán.

 Existen más de 1000 especies de peces Chondrichthyes, entre tiburones, rayas y quimeras. Los tiburones comprenden 400 especies, no todas descritas.  De acuerdo a la Convención Internacional de Especies Amenazadas (CITES), a la Shark Foundation y al listado de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), algunas especies de tiburones están en proceso de extinción, y su importante función como depredador se ve amenazada, lo que puede tener consecuencias trágicas.

 El tiburón posee una particular biología, la que se caracteriza por su baja reproductividad: paren pocas crías y tienen un largo período de gestación. Tienen un lento crecimiento por lo que tardan muchos años en alcanzar la madurez sexual y por lo tanto procrear. Hay que destacar además que el tiburón al ser uno de los mayores depredadores con pocos enemigos naturales, no pueden recuperarse fácilmente de una degradación de áreas costeras por contaminación, alteración o sobreexplotación, por parte de los humanos.

 A raíz del desconocimiento que se tiene sobre las prácticas empleadas en la pesca del tiburón, la falta de datos disponibles sobre capturas, desembarques y comercio, y la deficiente información e identificación de muchas especies, es que varios países, entre ellos Colombia, Costa Rica, Chile y Venezuela se comprometieron a desarrollar un plan de acción nacional para la conservación de Chondrichthyes. Este Plan de Acción Nacional será una herramienta a largo plazo para pescadores y manejadores de pesquerías para la toma de decisiones acerca de la conservación y manejo de las pesca de tiburones.

 En estos talleres se reunirán por primera vez representantes del gobierno a través del INCODER, científicos nacionales y chilenos, instituciones, Universidades y O.N.G´s; para analizar las posibilidades de desarrollar este plan, a través de la visión y la experiencia chilena, que fue el primer país latinoamericano en implementar su Plan de Acción Nacional de Tiburones (NPOA-Sharks). Así, los países ribereños de la costa Pacífica de Latinoamérica compartirán sus experiencias y visiones de la pesquería de Chondrichthyes. En los talleres se abordarán tres temas fundamentales: “Las Realidades de la pesquería Artesanal de Chondrichthyes”; “Estado Actual de la Investigación en Chondrichthyes” y “Objetivos, Metas y Dificultades en la elaboración del NPOA-Sharks”.