Reconocen necesidad de proteger a nuevas especies de tiburones

Todos comunicados de Prensa…
Marzo 6, 2011
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( ahoffens@oceana.org )




Oceana, la organización internacional de conservación marina, recibió con satisfacción el acuerdo final de los países miembros de la Convención de Especies Migratoria (CMS), quienes el viernes pasado decidieron incorporar en sus listas de protección a siete nuevas especies de tiburones. Se trata del tiburón sardinero, el marrajo de aletas cortas, el marrajo de aletas largas, el tollo de cachos del hemisferio norte, el gran tiburón blanco, el tiburón ballena y el peregrino, los cuales desde ahora figurarán en el Apéndice II de la Convención, dado el estado desfavorable de conservación en el que se encuentran sus poblaciones.

“Hay muchas especies de tiburones que son altamente migratorias, por lo tanto, la responsabilidad de protegerlos no recae en unos poco países, sino que requiere de un enfoque y acción global que complemente cualquier iniciativa de conservación nacional”, señaló al respecto Alex Muñoz, Director Ejecutivo de Oceana. “Las políticas internacionales para la conservación de tiburones, sin embargo, no serán efectivas si no se condicen con las medidas tomadas por cada país cuyas costas son visitadas por tiburones migratorios, como es el caso del tiburón marrajo en Chile. Al respecto, creemos que Chile debe ser más enérgico en la protección de sus tiburones, legislando para combatir los principales factores que amenazan a esos animales, como es el aleteo”, concluyó.  

Investigaciones de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) indican que cerca de la mitad de todas las especies migratorias de tiburones se encuentran con problemas de conservación..Dentro las amenazas que sobre ellos se ciernen, destacan la sobreexplotación que sufren a lo largo de las rutas migratorias, y la degradación de sus hábitats ya sea por la disminución o el deterioro de sus zonas de reproducción y alimentación. 

Cabe destacar que una practica actual que está mermando la población de tiburones en Chile y el mundo, es el llamado “aleteo” que consiste en cortar las aletas de un tiburón en la cubierta de la embarcación que lo captura, para luego devolver el cuerpo moribundo del animal mar, donde se desangran hasta morir. Las aletas se exportan a mercados asiáticos donde son consumidas en lujosos restaurantes. 

Maximiliano Bello, Director de Campañas de Oceana, señaló al respecto que “esperamos que las medidas de protección a tiburones  tomadas por la CMS recientemente, se vean reflejadas en la próxima reunión de las partes de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), de manera que el comercio del tiburón marrajo y de las otras especies listadas, sea regulado globalmente”.

Con 109 Estados Partes, la Convención de Especies Migratoria –CMS- es un tratado intergubernamental formado bajo el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, que provee de una plataforma global para la conservación y uso sustentable de animales migratorios y de los lugares en que estos viven. En el Apéndice II de esta Convención se listan a las especies migratorias que están en un estado conservación desfavorable y que requieren ser beneficiadas con acuerdos internacionales y de cooperación, para su conservación y manejo. En el Apéndice I, en tanto, se encuentran aquellas especies altamente amenazadas que requieren de protección total.