TORTUGAS MARINAS CHILENAS REQUIEREN CON URGENCIA PROTECCIÓN DEL GOBIERNO

Todos comunicados de Prensa…
Octubre 3, 2007
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Que la costa chilena es un hábitat permanente de distintas especies de tortugas marinas, y que éstas requieren urgentemente medidas de protección, son las principales conclusiones de un Simposio Internacional realizado en la Antofagasta durante la semana pasada. 

El evento, organizado por el Centro Regional de Educación Ambiental (CREA), de la Universidad de Antofagasta y la ONG Karumbe de Uruguay, contó con la participación de científicos y especialistas de Estados Unidos, México, Costa Rica, Uruguay, Perú, Argentina, Ecuador y Chile, los que hicieron públicas sus principales conclusiones en la llamada Declaración de Mejillones. 
 
En el documento, los participantes en el seminario señalan que “todo el Pacífico Sur Oriental es un espacio vital para diversas especies de tortugas marinas, y que su precario estado de conservación, hace urgente que los gobiernos, la industria pesquera, ONGs, entidades académicas, y demás organismos vinculados al océano, así como la comunidad en general, deben asumir la necesidad de preservar y proteger estos animales”. 

Antonia Fortt, ingeniera ambiental de Oceana y participante de este encuentro, indicó que “en nuestro país existe un gran desconocimiento en torno a las tortugas marinas, de hecho muy pocos chilenos siquiera saben que estos reptiles habitan en gran parte de nuestro litoral”. Para Fortt, esto explicaría en parte que el Gobierno chileno no haya suscrito todavía la Convención Interamericana para la Protección de las Tortugas Marinas, el convenio internacional más importante en cuanto a la conservación de estos reptiles.  

Para Oceana, resulta prioritario que el Gobierno suscriba esta convención, porque esto entregaría inmediatamente herramientas para proteger de mejor forma las tortugas, que en nuestro país son víctimas de la contaminación marina, de accidentes al ser golpeadas por los cascos y las hélices de embarcaciones menores y de la pesca incidental, es decir, cuando caen en redes o anzuelos destinados a otras especies.

Asimismo, los asistentes al simposio reconocieron la importancia que tendrán los pescadores artesanales en la protección de estos animales, y se comprometieron a hacer un trabajo directo con este gremio, así como un esfuerzo por educar y sensibilizar a la comunidad en torno al precario estado de conservación en el que se encuentran las tortugas marinas en nuestro país. 

Ver Declaración de Mejillones con las conclusiones del Simposio