Zonas de Sacrificio: Bañistas en la playa de Ventanas

"Las termas de Ventanas" le llaman los lugareños a esta playa dada la alta temperatura de sus aguas. Lo que no saben estas personas, es que el agua tibia es emitida por el ducto de la termoeléctrica de AES Gener, junto a diversos químicos que pueden resultar dañinos para la salud.

Las termoeléctricas extraen agua del mar para sus procesos de enfriamiento y posteriormente las devuelven a altas temperaturas, junto a sustancias químicas como los antiincrustantes utilizados para evitar que microrganismos marinos se adhieran a sus tuberías.  Estas sustancias pueden causar daños en la salud de las personas, como irritación a los ojos, a la piel y problemas respiratorios.

Además de las descargas de químicos al mar, las termoeléctricas son responsables de grandes emisiones de CO2,  polvo de carbón y mercurio a la atmósfera, todo lo cual, una vez decantado en el mar, altera el funcionamiento normal de los ecosistemas marinos, provocando desequilibrios que amenazan la conservación de la biodiversidad. Especial atención merecen las emisiones de  mercurio ya que se trata de un metal altamente tóxico que se acumula en los recursos marinos y en las personas que los consumen, pudiendo causar serios problemas neurológicos y malformaciones en fetos.

© OCEANA | Claudia Pool